MÉRIDA, Yuc.- Bajo los gobiernos estatal y municipal de Mauricio Vila Dosal y de Renán Barrera Concha, pequeños empresarios de los giros de restaurantes, bares, cantinas y antros denuncian extorsión de autoridades en Mérida.

“En Mérida no extorsiona el narco, pero extorsiona impunemente la Secretaría de Salud, Protección Civil, Desarrollo Urbano y un sinfín de dependencias que tienen al borde de la quiebra a pequeños y medianos empresarios”, refiere una fuente, que por temor a represalias, prefiere el anonimato.

También te puede interesar: Revelan nueva modalidad de extorsión del crimen organizado

Señala que en su caso, los inspectores le han calusurado bajo el pretexto de mínimo incumplimiento de los protocolos sanitarios por la pandemia como rebasar la afluencia permitida, el horario, el ruido, el manejo de alimentos, el uso de cubrebocas y un sinfín de argumentos. El empresario tiene un restaurante-bar.

Ahora que el semáforo epidemiológico se encuentra en verde y permite un mayor aforo, el hombre de negocios denuncia que la extorsión de autoridades en Mérida ha empezado, la cual la sustentan los inspectores bajo el argumento de que llegan a revisar el lugar debido a “una queja ciudadana anónima”.

Señala que la “queja” para los negocios del centro de la ciudad es por “ruido excesivo”, y además llegan los inspectores “llegan con más requisitos qué cumplir; una lista interminable que asfixia y lacera a los empresarios como son requerimientos absurdos, así como una larga lista de capacitaciones y un sinfín de requisitos nuevos que muchas veces no están en la ley, pero que por el desconocimiento se cae en esa maldita trampa de la extorsión”.

El entrevistado por R360 señala que para que los empresarios se presten a la extorsión, los inspectores llegan a revisar y clausurar los viernes, para que no se pueda tramitar la multa y el cumplimiento de observaciones en fin de semana.

Las “cuotas” por las que no hay recibos del estado ni del municipio van desde los cinco y hasta los 50 mil pesos.

¿Hasta cuándo el gobernador y el alcalde dejarán de lastimar a los empresarios?, pregunta el empresario y responde así mismo: hasta que despierten todos y se unan para que no empiece esta extorsión a crecer y se vuelva Mérida una ciudad imposible de producir ingresos lícitos y terminen empresarios cerrando sus negocios y huyendo de la ciudad como pasa en otros estados”.

Niegan extorsión de autoridades en Mérida

A principios de noviembre del años pasado, Desarrollo Urbano contabilizaba 25 quejas, de agosto a octubre, por presunta contaminación auditiva.

Federico Sauri Molina, director de Desarrollo Urbano, en entrevista para Reporteros Hoy dijo que de los reportes hubo suspensión en cuatro establecimientos, a los cuales les encontraron “anomalías importantes” y se les aplicó multas del orden de los 25 mil pesos.

Agregó que al margen de las suspensiones, lo que hace la autoridad es detener la actividad insonoriza. Señaló que se ha buscado que los comercios estén sensibilizados en torno a este problema por lo que se han ofrecido pláticas para que conozcan la normativa en la materia.

Rechazó que la dependencia a su cargo realice inspecciones abiertas, en cambio, dijo, sí atiende las denuncias y reportes de los ciudadanos en torno a afectaciones por este tipo de contaminación.

Google News

Déjanos tus comentarios