violencia vicaria
La representante del colectivo feminista Xtabay, Ariadne Song Anguas. Foto: David Acosta

CHETUMAL, QR.- Un promedio de ocho de cada 10 madres que llevan un proceso judicial por la custodia de sus hijos padecen violencia vicaria, reveló la representante del colectivo feminista Xtabay, Ariadne Song Anguas.

La violencia vicaria, explicó, es aquella que tiene como finalidad dañar a las madres a través de sus seres queridos, principalmente de sus hijos.

También te puede interesar: Exigen mujeres atención y solución a la violencia de género

Este maltrato puede ser agudo, incluso puede causar daños irreparables a los niños o la muerte. En ocasiones se hace mediante la sustracción de los menores.

Este daño puede ser causado por su pareja o ex pareja, cuyo objetivo principal es el control y dominio de la mujer.

De acuerdo con Song Anguas, este tipo de violencia es común y muchas veces se da en complicidad con las propias autoridades jurisdiccionales.

Es una práctica que está orientada a mantener el machismo en la sociedad, en la que Quintan a Roo no es ajeno.

El Frente Nacional de Mujeres está haciendo un esfuerzo conjunto con la Comisión Nacional de Derechos Humanos, para tipificar el delito en el Código Penal.

A nivel nacional, solo tres entidades del país han incluido en sus códigos penales este delito:

  • Zacatecas
  • Yucatán
  • Hidalgo

Quintana Roo aún no tipifica este delito en las leyes y normas respectivas, pese a que de acuerdo con Song Anguas, de ocho de cada 10 mujeres que llevan un proceso judicial por custodia, padecen de violencia vicaria.

Destacó que la sustracción y la retención de menores son medios por los cuales se da este tipo de violencia. Los casos por municipios de acuerdo con la colectiva, son:

  • 10, en Othón P. Blanco
  • 15, en Benito Juárez
  • 25, en Solidaridad

La gravedad también alcanza a los juzgados orales o familiares, pues han retrasado estudios socioeconómicos a los agresores que tienen sustraídos a los menores, privando a la madres de sus derechos a la convivencia con sus hijos.

“Las madres han atravesado el proceso de guardia y custodia y por diversas circunstancias en el que el agresor tergiversa y manipula la información, se quedan hasta con la custodia de los menores”, agregó.

Instituciones protegen la violencia vicaria

Manifestó que “el interés superior de la niñez no es tomado en cuenta por los jueces y en el que la Procuraduría de Protección de Niños, Niñas uy Adolescentes, DIF o las instituciones que deben dar seguridad no están trabajando y por el contrario, protegen al agresor, se comente violencia institucional”.

El 11 de mayo se realizó la primera marcha en Chetumal sobre desapariciones, feminicidios y violencia vicaria, con la participación de integrantes de diversas colectivas y asociaciones civiles.

Google News

Déjanos tus comentarios