escuelas
Rehabilitan escuelas con materiales que no interesan a los ladrones. Foto: David Acosta

CHETUMAL, QR.- Materiales sin alto valor en el mercado negro son utilizados en la rehabilitación de escuelas con la intención de prevenir el saqueo, informó el director del Instituto de Infraestructura Física Educativa (Ifeqroo), Abraham Rodríguez Herrera.

Son más de 350 planteles educativos que fueron objeto de robo, vandalismo o saqueo en lo que va de la pandemia (de finales de marzo de 2020 a la fecha).

También te puede interesar: Escuelas en Quintana Roo vandalizadas en pandemia, ¿cuántas?

Para la reparación de las escuelas se requiere de al menos 300 millones de pesos, sin embargo, aunque se ha informado que se contaba con al menos 81 millones de pesos para rehabilitación de los planteles, la secretaria de Educación estatal, Ana Isabel Vázquez Jiménez, reveló que por el momento sólo se tiene disponible 57 millones de pesos.

En qué se emplearán los recursos para las escuelas

El recurso disponible servirá para:

  • Instalaciones eléctricas
  • Instalaciones de agua potable
  • Sanitarios

El Ifeqroo ya inició con los trabajos para acondicionamiento y reparación de las escuelas. A la fecha ya suman 110 planteles educativos rehabilitados.

Rodríguez Herrera señaló que ante la situación que prevalece con los centros educativos, se ha buscado la forma de sustituir ciertos materiales para contrarrestar los saqueos.

Del total de escuelas rehabilitadas, por lo menos 10 han sido objeto de nueva cuenta de robos; el principal material saqueado son los cables de energía, al ser de cobre.

De inicio para las instalaciones eléctricas se utilizan cables de aluminio que en costo comercial es más caro que el cobre, no tiene valor en el mercado negro y no genera interés por parte de la delincuencia.

Otras medidas para evitar robos

  • Los registros y áreas de instalaciones de energía se refuerzan con estructuras de concreto y tapas de fierro soldadas.
  • Colocación de cajas de herrería en los tableros eléctricos, para inhibir que de ese punto se saque los cables eléctricos.
  • Los protectores de las ventanas se empotran a las varillas de las columnas de los edificios, además de soldarlas. Con esto se evitar que sean sacadas con alguna palanca o gato hidráulico.
  • En lugar de tubería de cobre, ahora se coloca tubos de PVC en el sistema de agua potable, desde el ramal de la cisterna hasta la alimentación de los tinacos.
  • Se instalan llaves de PVC en los lavabos.

“Al final queda balanceado el costo de las obras, no nos van a costar más, pero sí estamos tomando objetivamente los mejores materiales para que los ladrones no estén motivados para llevarlos a vender”, agregó.

Finalmente indicó que con la sustitución de materiales y las nuevas medidas se busca desalentar a la delincuencia, sin reducir la calidad de los materiales para el servicio de primera necesidad en los planteles educativos.

Google News

Déjanos tus comentarios