“Póngase fuerte porque su hijo se ahorcó en la cárcel”

- Advertisement -

Staff | Fotos: David Acosta | R360 |

CHETUMAL, QRoo.- “Era mi único hijo, ya no tengo hijo, me quedé solita. Tiene esposa, dos hijos, una niña de cuatro años y un niño de apenas de 15 días de nacido”, el llanto entrecorta las palabras de Yolanda, afuera de una funeraria de la ciudad. Adentro, el cuerpo de Roberto, su hijo era preparado para su traslado a su última morada en Bacalar.

Yolanda llora, recuerda, dice que en la madrugada del viernes supo de la muerte de Roberto, a quien vieron por última vez cuando el reloj estaba por marcar las 21 horas del jueves, en el pueblo mágico de Bacalar.

- Advertisement -

También te puede interesar: Conductor la libra pero no su esposa embarazada

El joven tenía 26 años. Había reñido con su esposa el jueves por la noche. Una  situación como la que viven cientos de jóvenes, que la esposa de Roberto decidió terminar con una llamada a la Policía Municipal de Bacalar. Al modesto domicilio llegó una patrulla con un hombre y una mujer. Llegaron tarde: Roberto se había retirado poco antes de la casa conyugal. Los policías tomaron una fría nota para el reporte y se retiraron del lugar.

A las cuatro de la mañana, la vida de Yolanda cambiaría para siempre. De la patrulla que había acudido al hogar de su hijo hora antes, descendió  una mujer policía que tocó a la puerta de la casa de la madre de Roberto. Con frialdad le mostró una credencial y le dijo:

- Advertisement -

– Agarramos su hijo en la carretera; póngase fuerte porque se ahorcó en la cárcel.

Yolanda no acababa de creer la fatal noticia, cuando la agente de policía agregó que el cuerpo de su hijo ya no se encontraba en la cárcel municipal del pueblo mágico, sino que había sido trasladado al Servicio Médico Forense de la capital del estado. Como un gesto de solidaridad, la oficial le ofreció llevarla ante el Ministerio Público de Chetumal, para que ella hiciera los trámites respectivos para recuperar el cuerpo de su hijo. Yolanda aceptó.

La madre del joven se vistió con una falda negra y una blusa azul, así llegó hasta Chetumal, así se presentó ante el Ministerio Público, y así llegó hasta la funeraria, en donde no acababa de creer lo que había pasado.

- Advertisement -

Afuera de la casa fúnebre, Yolanda, con la fuerza de la resignación, pero con las dudas en su cabeza, no entendía por qué habían sacado el cuerpo de su hijo del municipio, sin su autorización, sin avisarle. “Yo no vi su cuerpo en la cárcel”.

Más confusa fue la versión que le dieron del suicidó de su hijo, de cómo se lo contaron: se quitó su camisa que enrolló a su cuello y tiró de ambos lados hasta quitarse la vida. Solo eso le dijeron, sin más detalle.

Para otro familiar, que para esa hora del viernes había llegado a la funeraria, la versión de la policía municipal de Bacalar está en el terreno de lo “increíble; no se puede una persona quitar la vida de esa manera”.

Yolanda contó a familiares, amigos y a un abogado que hoy la asesora la escueta versión de la policía del pueblo mágico. Ellos trataron de darle una respuesta a las dudas que aún rondan en la cabeza de la madre: la explicación de la Policía Municipal de Bacalar y de la Fiscalía General del Estado no cuadra.

El joven nacido en 1993 trabajaba en una empresa; si bien tuvo discusiones con su esposa, nunca llegó a la agresión física. Eso siembra la duda de que su muerte haya sido provocada por él mismo.

La funeraria adonde llevaron el cuerpo de Roberto
La funeraria adonde llevaron el cuerpo de Roberto.

El abogado que ahora representa la causa de Yolanda, hace más patente las dudas de la muerte de Roberto: La cárcel municipal cuenta con vigilancia las 24 horas; es solo un cuarto donde ponen a los detenidos, no es un espacio que ante un caso de ese tipo no se pueda prestar auxilio, y en su años de experiencia no había escuchado semejante argumento para una muerte.

También el abogado sospecha: Hay datos y hechos que solo los que estuvieron al momento de su muerte vieron, es decir, las autoridades. Y acusa: Para el traslado de un cuerpo, hay normatividad para exhumar los cuerpos, no solo de estado a estado, sino también de municipio a municipio y al parecer fue violada. Y sentencia: Se luchará para hacer justicia.

Mientras Yolanda hace frente a los gastos funerarios, para los cuales tuvo que pedir el apoyo de parientes y amigos, por su condición humilde, ya que ninguna autoridad se hizo responsable de la muerte de Roberto, interpuso una queja en la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo, que de entrada ha puesto en duda la versión oficial y prepara, con el abogado de la madre del joven, una denuncia ante el Ministerio Público del Fuero Común.

El cuerpo Roberto fue entregado por el Servicio Médico Forense alrededor de las 13:00 horas del viernes y sería trasladado para su velorio a su domicilio en la colonia Nuevo Progreso de Bacalar, en dónde la laguna de siete colores anuncia todos los días el esplendor del pueblo mágico, y en donde a la muerte de un joven en instalaciones de la policía se le quiere dar una explicación que trasciende la magia del lugar. (Con información de David Acosta).

Déjanos tus comentarios

- Advertisement -

Quizá te pueda interesar

Síguenos

4,785FansMe gusta
14SuscriptoresSuscribirte

Lo más leído

Protegen a más de mil 800 víctimas de violencia de género en Cancún

Ciudadanos son canalizados a diversas instancias, a través del Grupo Especial de Atención a Víctimas de Violencia Familiar y de Género.

Quintana Roo, entre los estados con aumento de contagios de Covid-19

La trayectoria del Covid-19 empieza a subir en 10 estados, alertó Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

Abuelitos se desmayan durante jornada de vacunación en Chetumal

Algunas personas de la tercera edad tuvieron que esperar más de cinco horas bajo el sol durante la jornada de vacunación contra el Covid-19.
Déjanos tus comentarios
A %d blogueros les gusta esto: