El primer día en que resucitan los panteones de Chetumal

- Advertisement -

David Acosta | R360

CHETUMAL, QRoo.- Los recuerdos son más frescos que nunca, el olor y el ambiente recuerdan que ahí todos vamos a parar. En el sitio familias completas llegan con sentimientos encontrados, hay risas y llantos; en este lugar no todos son visitados… hay muchos abandonados. En este lugar, no paran de llegar nuevos habitantes para ocupar su lugar en su última morada, pero la más permanente.

La mañana del 1 de noviembre, día de Todos los Santos, en especial de los pequeños, los cementerios tuvieron un ambiente colorido y aromático, con flores y copal, a lo largo de las lápidas.

- Advertisement -

También te puede interesar: Crónica: La vendimia el Día del Muertos en el Mercado 23

En el Panteón Municipal y el concesionado Campos del Recuerdo, familias completas llegaron a visitar las tumbas de sus seres queridos, en un ritual que se repite con escrupulosa precisión año con año: limpieza o reparación de los espacios, y claro está, sin faltar la colocación de flores, adornos y veladoras. Hubo espacio para orar a los pies de los sepulcros de sus difuntos y para llorarles también.

Un ritual que se repite año tras años La visita a los fieles difuntos.
Un ritual que se repite año tras años La visita a los fieles difuntos.

- Advertisement -

En el cementerio municipal las cuatro mil 500 bóvedas lucen en su mayoría en buen estado, son pocas las que se llenan de maleza, pues los responsables del camposanto se encargan de mantener en buen estado al menos los caminos de acceso, como parte de la cuota anual que los propietarios de los espacios pagan.

En el cementerio municipal las bóvedas lucen en buen estado.
En el cementerio municipal las bóvedas lucen en buen estado.

En este panteón ya se agotaron los espacios, ya no hay lotes para vender, las personas reutilizan los sepulcros para depositar los restos de sus familiares conforme surjan las necesidades.

- Advertisement -

Cerca del mediodía una carroza fúnebre ingresó los deudos, amigos y conocidos, aguardaban a una persona para ser velada de cuerpo presente en la Capilla de los Fieles Difuntos. Además de que un párroco ofició una misa en su memoria.

Ingresa una carroza fúnebre al panteón municipal
Ingresa una carroza fúnebre al panteón municipal.

A pesar de que se trata de un panteón, las personas ajenas a esta ceremonia religiosa y que solo llegaron para visitar las tumbas de sus difuntos, no dejaron de sorprenderse, uno exclamó: “que mal plan, tan pronto hoy”.

Mientras que otros no se inmutaban, como si fuera un día de campo trabajaban en los sepulcros de sus familiares: aplicaban retoques de pintura, literalmente lavaban las tumbas, adornaban los “nichos”, barrían los alrededores, reparaban las puertas o cristales y quitaban hierbas de los alrededores.

Una manita de gato a los sepulcros.
Una manita de gato a los sepulcros.

En este camposanto además de visitar a sus difuntos también la gente se da el tiempo para un recorrido por la tumba de personajes que con el tiempo se han hecho famosos como “La niña del taco”, quien en vida llevó el nombre de María del Carmen Rodríguez León y murió a los dos años el 21 de junio de 1959. La leyenda dice que falleció al atragantarse con un taco, que por cierto lleva en la mano la estatua que está sobre su tumba. Además siempre tiene juguetes, hoy lució adornada con globos amarillos, blancos, azules, rojos, verdes y rosas.

La niña del taco
La niña del taco.

Otra tumba famosas es la de Rosalino López, militar fusilado en el extinto panteón municipal y su apellido fue puesto, por el presidente Lázaro Cárdenas, a la comunidad de Santa Elena, hoy conocida como Subteniente López. También está la de otro integrante del ejército José Higinio Merced Franco, quien el 28 de septiembre de 1955 se encontraba en Chetumal, día en que ocurrió el huracán Janet y que falleció luego que una lámina lo degolló como consecuencia de los fuertes vientos.

CAMPOS DEL RECUERDO

En el panteón Campos del Recuerdo lo primero que se escuchó por la mañana fue que los fiscales del ayuntamiento capitalino pretendían abusar de los vendedores de flores que se apostaron a las puertas. La molestia fue que el año pasado se les cobró 50 pesos por el espacio sin importar los metros que ocupen y en esta ocasión fue 125 pesos por metro.

Ahora se cobró más por metro a los vendedores de flores.
Ahora se cobró más por metro a los vendedores de flores.

Aquí de igual manera que en el Panteón Municipal, las familias hacían la “talacha” en las tumbas de sus difuntos. Las condiciones de este panteón a pesar de estar privatizado son más precarias, no hay piso de concreto sino de tierra. La hierba se esparce rápidamente en las tumbas, sobre todo en las de la periferia.

En condiciones precarias las tumbas.
En condiciones precarias las tumbas.

Las familias quemaron las hierbas invasoras después de retirarlas de los sepulcros, parecían fogatas y daban un aspecto de penumbras a las moradas de los difuntos.

Quema de hierbas en el panteón.
Quema de hierbas en el panteón.

Samuel una de las personas que este día acudió a limpiar las tumbas de su padre, madre y abuelos, dijo que le fue robada una placa de bronce de uno de los sepulcros, se quejó de que los rateros no perdonan ni a los muertos.

Kimberly también llegó a darle mantenimiento a las tumbas de sus abuelos en compañía de su familia.

Familias mantienen los sepulcros en buen estado.
Familias mantienen los sepulcros en buen estado.

Enrique Urbina, trabajador del camposanto, explicó que su tarea es limpiar los caminos de acceso y los alrededores de las tumbas y comentó que desafortunadamente muchas de las familias abandonan a sus difuntos, por lo que ello representa más trabajo. Otros solo vienen en fechas especiales como cumpleaños o aniversarios. Este viernes y sábado, dijo, el camposanto cerrará hasta que se vaya la última persona, sin importar el horario.

El trabajo en el panteón no para.
El trabajo en el panteón no para.

Para el sábado, a las 16:00 horas se tiene programado una misa en este cementerio, que ya es tradición a la que se espera asistan cientos de personas.

En este panteón hay ocho mil 400 bóvedas, sin embargo el 95 por ciento ya están ocupadas.

El Panteón Municipal se quedó sin espacios desde 1991, mismo año en que se puso en marcha el de Campos del Recuerdo.

Una solución temporal al problema de espacios son los servicios de cremación, sin embargo el precio ronda los 14 mil pesos. Ni qué decir de la compra de terrenos cuyo costo oscila entre los 15 y 20 mil pesos.

Los que hicieron su agosto en estos días fueron las florerías y vendedores que se plantaron en las puertas de los panteones. En su generalidad vendían arreglos cuyo costo mínimo fue de cincuenta pesos y de los precios más altos estuvieron por arriba de los 500 pesos, cuando se trataba de rosas o de otras flores de calidad.

Déjanos tus comentarios

- Advertisement -

Quizá te pueda interesar

Síguenos

4,785FansMe gusta
14SuscriptoresSuscribirte

Lo más leído

Benito Juárez es reconocido como municipio transparente

En Benito Juárez se han emprendido diferentes estrategias de combate a la corrupción, para evitar abusos y prepotencia en el dinero que es del pueblo.

Hay que poner en primer lugar la protección a la vida: Adriana Teissier

Adriana Teissier, respecto al tema del aborto, afirmó que es preciso poner en primer lugar la protección a la vida

DIF Quintana Roo, con el mayor porcentaje de desaprobación del país

La titular del DIF, Gaby Rejón, reprobó el índice de aprobación de los quintarroenses
Déjanos tus comentarios
A %d blogueros les gusta esto: