CANCÚN, QR.- Quintana Roo ya no tiene facultad de verificación sanitaria, por presunta corrupción contra establecimientos de salud, confirmó la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

“Únicamente los funcionarios federales pueden hacer verificaciones en laboratorios, en hospitales, en farmacias”, explicó Bertha Alcalde Luján, titular de la Comisión de Operación Sanitaria de la Cofepris.

También te puede interesar: Denuncia Cofepris venta ilegal de vacuna contra Covid-19

Aclaró que los inspectores de la Dirección de Protección contra Riesgos Sanitarios (DPRIS) de Quintana Roo ya no pueden aplicar medidas de seguridad.

“No pueden ni suspender labores, ni multar, ni asegurar productos. Eso lo va asumir por completo la Cofepris”, agregó.

Reconoció que se abrió una investigación por parte de la Secretaría de la Función Pública (SFP), misma que se encuentra en curso.

Destacó que Quintana Roo fue la primera entidad en la que aplicó el “Acuerdos de coordinación”, publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 3 de junio de 2016.

Síguenos en Google Noticias desde tu celular para estar siempre al día

“Este es el primer ejemplo de las acciones que vamos a tomar y es probable que lo hagamos en otros estados. Vamos a ser muy estrictos en este combate contra la corrupción”, subrayó.

Alcalde Luján indicó que cuentan con alrededor de 80 verificadores y un área que dictamina.

“La idea es enviar verificadores cuando sea necesario y regresar. No habrá, por lo pronto, gente de tiempo completo”, expresó.

Detalló que los inspectores asignados por la Federación portarán chaleco naranja de la Comisión de Operación Sanitaria de Cofepris, gafete de verificador vigente, con código QR.

Irregularidades en Quintana Roo

Entre 2014 y 2019, al menos 644 personas físicas y empresas fantasmas expidieron 423 facturas apócrifas a los Servicios Estatales de Salud y al IMSS de Quintana Roo, según información de Milenio.

También te interesa: Quintana Roo: Bajas temperaturas y lluvias aisladas

La Auditoría Superior de la Federación 2011-2018 detectó también desvío de fondos federales y quebranto por más de 4 mil millones de pesos en cinco años; campañas, servicios y pagos a personas “fantasmas”.

Banner Google News

Déjanos tus comentarios