Por Esto!
La doble moral del periódico Por Esto!. Foto: Por Esto!

La salida de Renán Castro Madera de la dirección del periódico Por Esto! en febrero de 2020, al inicio de la pandemia de Covid-19, no fue un acontecimiento que pasó desapercibido en el sector de medios y en el sector político, menos que fuera Alicia Menéndez Figueroa, quien tomó por asalto las instalaciones del periódico fundado por su padre, Mario Renato Menéndez.

A partir de ese suceso y de la salida de un grupo de periodistas de ese medio, hubo un cambio que apuntaló al diario a su digitalización, conservando sin embargo los mismos usos y costumbres para presionar a gobiernos en pos de convenios publicitarios mediante la extorsión.

También te puede interesar: Exhibe esposo de alcaldesa de Cancún a medios sin ética

A pesar de que el diario, bajo la razón social Centro de Cultura Nuestra América, A.C. ha mantenido convenios con el Gobierno de México como el de 52 millones 734 mil 354.20 pesos de 2020, según documenta Article 19, reclama a los gobiernos estatales y municipales, en las entidades en donde el diario tiene influencia, más dinero procedente de la firma de convenios.

En el extremo, la nueva administración del Por Esto! no distingue entre aliados políticos ni adversarios; jala parejo y lo mismo presiona a gobiernos de oposición que de Morena.

El hecho más reciente fue la semana pasada, cuando publicó una serie de refritos de una malograda “investigación periodística” publicada por Luces del Siglo, en 2021, sobre una supuesta Casa Blanca propiedad de la Presidenta Municipal de Benito Juárez, Mara Lezama.

La consigna que le dieron a Deborah Cordero, la actual coordinadora regional del periódico, la resolvió con un refrito, de una “investigación” que adolece de rigor periodístico y que está muy revisada y aplaudida por los detractores de la hoy candidata a gobernadora por Morena.

El trabajo publicado no revela nada y sí refleja en cambio la incapacidad de investigar y la ausencia de talento para publicar un trabajo veraz.

Por Esto! y su doble moral

La doble moral del diario que una vez fuera referente en el estado, no tiene límites. Mientras en Quintana Roo, Por Esto se ha lanzado contra Mara Lezama, la candidata de Morena a la gubernatura del estado, en Campeche, el periódico que recibe generosos recursos del gobierno de ese estado, es usado para atacar al ex alcalde de la capital y ex candidato a la gubernatura por Movimiento Ciudadano, Eliseo Fernández Montufar, adversario de la gobernadora de Morena, Layda Sansores.

La campaña de Por Esto! contra Mara, tiene su origen en el convenio que le exige a la alcaldesa con licencia. Pese al discurso del Presidente Andrés Manuel López Obrador del proceso transformador en varias esferas de la sociedad, en el diario aliado de la 4T eso es sólo discurso que se acompaña con la falsa moral de un sector de Morena, que esgrime la renovación, pero abraza a lo peor y más corrupto del periodismo.

Ya Quintana Roo Hoy, un diario cuyo centro está en Villahermosa Tabasco, logró obtener, después de varias publicaciones contra la alcaldesa de Cancún, un convenio, pero más por la influencia de Óscar Cantón Zetina, en ese tiempo delegado del Comité Ejecutivo Nacional de Morena, que por la calidad de lo que publica el periódico.

Es desafortunado que las empresas periodísticas que están en el relevo generacional de sus direcciones, conserven, en versión corregida y aumentada, la práctica de la extorsión mediática para olvidarse de lo realmente importante: el derecho de las audiencias a estar informadas con veracidad y neutralidad.

También te interesa: Último Ranking Alexa: Así cerraron abril los sitios de noticias de Quintana Roo

Lo que sucede hoy en día en Por Esto!, con la nueva dirección y coordinación, ejemplifica el por qué las audiencias no creen en los medios. Y pone de relevancia que son empresas que maltratan a su personal y que ven en el presupuesto público una ubre para beneficio personal.

Jesús Ramírez Cuevas, el vocero del Gobierno de México, debe tomar nota de los medios que financia en Quintana Roo con presupuestos millonarios –en el caso del Por Esto!, cuatro millones 300 mil pesos mensuales, aproximadamente), que en lugar de constituirse como aliados de los gobiernos o candidatos de Morena, dado que ya practican un periodismo más activista, los presionan para obtener más recursos públicos. ¿Qué clase de medios se está fomentando desde la Cuarta Transformación?

Google News

Déjanos tus comentarios