ombudsperson entrega informe
Ombudsperson entrega informe al titular de Seguridad Pública estatal. Foto: David Acosta

CHETUMAL, QR.- En medio de un contagio masivo por Covid-19 en el Centro de Reinserción Social de Chetumal, el ombudsperson, Marco Antonio Toh Euán, entregó el diagnóstico penitenciario 2020 a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), cuya calificación general resultó de 7.12 por ciento, en escala de 10.

Lo anterior ocurrió a una semana de que finalice el periodo de gestión el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo (Cdheqroo) el próximo 26 de enero.

También te puede interesar: Tinta Polítik: PRD da trato privilegiado a Laura Fernández… ¡adiós Palazuelos!

Familiares de los reclusos y fuentes de la cárcel estatal informaron que las condiciones del penal en Chetumal cada vez están peor, pues se ha registrado un brote masivo de Covid-19 desde hace varias semanas, sin que al momento haya la atención médica adecuada.

De acuerdo con la información del propio personal del Cereso de Chetumal, a cargo Hugo Silva Solórzano, se estima que entre el 60 y 70 por ciento de los internos están contagiados o cuentan con algún síntoma asociado a enfermedades respiratorias.

La atención no ha sido la correcta, pues solo hay un recetario que circula firmado por un médico; el que está a cargo de toda la población interna es un enfermero. Además, no hay medicamentos para atender la pandemia.

Las pocas medicinas que se pueden conseguir son las que proporcionan los familiares y las que se venden al interior del penal de manera clandestina.

Al interior del presidio el costo por inyección de antibiótico es de 70 pesos mínimo, mientras que pastillas a 50 pesos cada una. Los precios dependen del tipo de medicamento.

La situación de contagios se complica por la sobrepoblación, ya que la capacidad del penal es en promedio de mil 100 internos y actualmente supera las mil 300.

La mayoría de las celdas tienen capacidad para tres internos, pero ante la necesidad se han adaptado para cuatro.

Pese a ello en cada celda hay hasta siete internos, lo que ha generado la venta de planchas (bases de camas adaptadas) con costo promedio de dos mil 500 pesos.

No cuentan por el momento las personas privadas de su libertad (PPL) con agua potable, el agua que utilizan es de pozo.

Los reclusos tienen que pagar hasta por la pintura y el mantenimiento de las celdas, o todo aquello que se dañe en el penal.

Ombudsperson y las cifras de la despedida

El martes la Cdheqroo informó que entregó el diagnóstico penitenciario 2020, cuyo trabajo de encuestas abarcó hasta el primer semestre del 2021.

El documento fue entregado por el ombudsperson Toh Euán al propio secretario de Seguridad Pública, Lucio Hernández Gutiérrez, denominado Diagnóstico de Supervisión Penitenciaria (DSP), realizado por la Coordinación de Asuntos Penitenciarios.

La calificación global fue de 7.12 para todo el Estado y de manera particular de 7.19 para el Cereso de Chetumal; 6.30 para el de Cancún; 7.77, Cozumel y 7.25, Solidaridad.

De acuerdo con la Cdheqroo se evaluó:

  • Integridad física
  • Estancia digna
  • Condiciones de gobernabilidad
  • Reinserción social
  • Grupos de personas con requerimientos específicos

En el diagnóstico que entregó el ombudsperson se observó algunos requerimientos para la atención y cuidado a la salud de las personas privadas de la libertad.

También la necesidad de contar con suficiencia y mejora de calidad del suministro de alimentos en los centros de Chetumal, Benito Juárez y Playa del Carmen, en especial considerando a las personas diagnosticadas con enfermedades crónicas-degenerativas.

Es además necesario un mejor tratamiento de la salud de los internos, personal médico y de enfermería.

Hay problemas en condiciones de materiales y de higiene de los centros, daños en la infraestructura de las áreas de dormitorios, lavabos, inodoros, además de deficiencias en el suministro de agua corriente para el aseo personal, adicionalmente de la obstrucción del drenaje.

En el documento entregado solo se señala a Cancún y Playa del Carmen con hacinamiento y sobrepoblación.

En el 2018 la calificación global otorgada por el ombudsperson a los centros penitenciarios fue de 6 y en el 2019 de 6.4. En el diagnóstico del 2020 y pese a las irregularidades detectadas fue de 7.12.

Google News

Déjanos tus comentarios